Efecto Aditivo del Agregado de Diferentes Nutrientes en Maíz en el Norte, Centro y Oeste de la Pcia. de Bs. As.

artículos
Campaña 2006/07 
Proyecto Regional Agrícola, CERBAN

Preparación del informe: Ings Agrs Gustavo N. Ferraris y Fernando Mousegne.

Autores: (Orden alfabético): Ings Agrs H. Barosela (AER Mercedes), M. Barraco (EEA General Villegas), L. Couretot (Desarrollo Rural Pergamino), G. Ferraris (Desarrollo Rural Pergamino), M. López de Sabando (AER San Antonio de Areco), A. Martín (Agencia de Proyecto Chivilcoy), F. Mousegne (AER San Antonio de Areco, coordinador del Proyecto Agrícola), A. Paganini (AER Zárate), R. Pontoni (AER Arrecifes), R. Solá (AER Arrecifes), L. Ventimiglia (AER 9 de Julio)
  

Introducción

El consumo de fertilizantes en Argentina se ha incrementado notablemente en los últimos años, debido a la mejora continua en las prácticas de manejo que conducen a la obtención de cultivos de alto rendimientos y, con ello, mayor demanda de nutrientes. Sin embargo, el balance de nutrientes sigue siendo negativo para los suelos de la Región Pampeana, principal zona de producción de cereales y oleaginosas. Estimaciones recientes indican niveles de reposición del orden del 29% para nitrógeno (N), 42% para fósforo (P), 15 % para azufre (S) y menos del 1% para potasio (K) (García, 2004).

El nitrógeno (N) es el principal elemento en la nutrición del cultivo de maíz. La obtención de rendimientos elevados siempre esta asociada a una elevada eficiencia de uso de N (EUN), ya que su disponibilidad es limitante en la mayor parte de los suelos pampeanos y, aunque los cultivos son suplementados mediante fertilización, es habitual que se lo haga en dosis subóptimas. Con el objetivo de lograr elevadas EUN, se han desarrollado criterios de diagnóstico, herramientas de simulación y predicción de la respuesta esperable, aunque el grado de adopción de las mismas es muy variable.

Estudios sobre el diagnóstico de la fertilización fosfatada han permitido establecer y/o actualizar los niveles críticos de P en suelo (Bray 1) para la mayor parte de los cultivos de grano (Prystupa et al., 2004). La mayor parte de los suelos agrícolas se encuentran en niveles de P por debajo de los umbrales ajustados, y hoy la fertilización fosforada es una práctica habitual. Sin embargo, la necesidad de aplicar dosis mayores de fertilizante para contrarrestar la extracción generada por niveles de rendimiento creciente, genera la necesidad de evaluar nuevas formas de aplicación, más ágiles y operativas. La fertilización en cobertura total durante el período previo a la siembra es una vía muy conveniente para realizar aplicaciones complementarias de P destinadas a equilibrar el balance del nutriente en el suelo, pero en el caso del maíz, se cuenta con escasa información acerca de la eficiencia de esta vía en comparación con la tradicional localización en bandas al costado de la siembra.

Por otra parte, el incremento de los rendimientos y el uso habitual de N y P ha provocado la aparición de deficiencias de otro nutriente como es el azufre (S). La deficiencia de S observada en suelos degradados o de bajo nivel de materia orgánica ha resultado en respuestas significativas en varios cultivos agrícolas y forrajeras, siendo el maíz uno de los que mayor magnitud y frecuencia de resultados favorables presenta.

Por otra parte, es de utilidad monitorear frecuentemente la aparición de deficiencias de nuevos nutrientes que limiten la productividad. El potasio (K) por la magnitud en que es requerido, y el zinc (Zn) por la reiteración de experimentos con respuesta positiva, aparecen como dos nutrientes con elevada probabilidad de obtener resultados favorables.

El objetivo de este trabajo en red es 1. Evaluar el efecto aditivo del agregado de P, N, y S, siendo estos los nutrientes que más frecuentemente limitan el rendimiento en el Norte, Centro y Oeste de la Provincia de Buenos Aires, área de influencia del CERBAN 2.Evaluar la eficiencia de la aplicación de P en cobertura total en comparación con las aplicaciones en bandas localizadas al costado de la línea de siembra. 3. Explorar deficiencias de nutrientes en los que hasta el momento no se han observado deficiencias generalizadas, pero que podrían limitar los rendimientos en un futuro cercano (K y Zn) y 4. Constituir un lote demostrativo para realizar jornadas de campo en diferentes zonas.
 

Materiales y métodos

Se realizaron siete ensayos de campo en diferentes localidades del Norte, Centro y Oeste de Buenos Aires. Algunas características salientes de sitio y manejo de los experimentos se presentan en la Tabla 1.

 

Tabla 1: Características salientes de los sitios experimentales.

Sitio

Serie de Suelo

Tipo de Suelo

Antecesor

Híbrido sembrado

Fecha de siembra

Esp. e/ hileras (m)

Densidad lograda (pl/ha)

Arrecifes

Arroyo Dulce

Argiudol típico

Soja 1ra.

Pioneer 31Y04

09-Oct

0,7

82000

SA de Areco

Capitán Sarmiento

Argiudol típico

Soja 1ra.

LT 622 MG

29-Sep

0,7

75000

Mercedes

Suipacha

Argialbol típico

Soja 1ra.

Dow Mass 494MG

17-Oct

0,7

75000

Chivilcoy

Chacabuco

Argiudol típico

Soja 1ra.

Pioneer 31F 25

28-Set

0,52

68000

La Trinidad

Rojas

Argiudol típico

Trigo/Soja

Dow Mass 494 MG

17-Nov

0,52

80000

9 de Julio

Estación Naon

Hapludol típico

Soja 1ra.

ACA 417 RR2

19 y 20 set

0,7

71500

General Villegas

Lincoln

Hapludol Típico

Soja de 1ra.

DK 682 RR

9 -Oct

0,52

80200

 

Para conducir los experimentos se utilizó un diseño en bloques completos al azar con tres repeticiones. En la presente red, se evaluó la respuesta a N, P, S, K y Zn. Los tratamientos evaluados se presentan en la Tabla 2. 

 

Tabla 2: Tratamientos evaluados. Red de fertilización en Maíz, EEAs Pergamino y General Villegas, campaña 2006/07.

Tratamiento

Dosis P
kg/ha

Dosis N
kg/ha

Dosis S
kg/ha

Dosis K
kg/ha

Dosis Zn
l/ha

T0

-----

-----

-----

-----

-----

T1

20 Banda

-----

-----

-----

-----

T2

-----

150

-----

-----

-----

T3

20 banda

150

-----

-----

-----

T4

20 voleo

150

-----

-----

-----

T5

20 banda

150

15

-----

-----

T6

20 banda

150

0

100

-----

T7

20 banda

150

-----

----

0,1

 

Las fuentes fertilizantes utilizadas fueron superfosfato triple de calcio (0-20-0), Urea (46-0-0), sulfato de calcio (0-0-0-18S), cloruro de potasio (0-0-0-50K) y zinc organoquelatado (0-0-0-10Zn). A excepión de las aplicaciones de P en banda y Zn sobre semilla, el resto de los fertilizantes fueron aplicados al voleo al momento de la siembra. Previamente se realizaron análisis químicos de suelo, cuyos resultados se presentan en Tabla 3.

 

Tabla 3: Análisis de suelo al momento de la siembra para las localidades de ensayo. Datos promedio de tres repeticiones.

Localidad

 

MO
(0-20 cm)

P Bray I
(0-20 cm)

N –Nitratos (0-60 cm)

S-Sulfatos (0-20 cm)

 

pH 

(%)

(mg kg-1)

(kg ha-1)

(mg kg-1)

Arrecifes

5,7

2,3

11,2

60

12,7

S. A. de Areco

6,0

3,2

10

53

12

Mercedes

5,9

4,1

5

56

10

Chivilcoy

 

 

 

 

 

La Trinidad

5,5

2,2

9,2

69

9

9 de Julio

5,8

2,4

10,9

106

6

General Villegas

 

2,2

11,7

58

 

  

La cosecha se realizó en forma manual sobre una superficie de al menos 5m2, con trilla estacionaria de las muestras, o con cosechadora mecánica sobre macroparcelas. Los datos obtenidos fueron analizados por análisis de varianza, estudiando los efectos de sitio, tratamiento y su interacción. La respuesta a P y N se evaluó tomando los tratamientos en un arreglo factorial PxN. La comparación P banda vs P voleo, y la respuesta a S, K y Zn se analizaron mediante contrastes ortogonales de lo tratamientos PNS vs PN, PNK vs PN y PNZn vs PN, respectivamente.

  

   

Resultados y discusión

a) Condiciones climáticas de la campaña

Las precipitaciones durante el período octubre-febrero para los sitios experimentales se presentan en la Figura 1. Por su parte, los datos de radiación y temperatura de la localidad de Pergamino, ubicada geográficamente en una posición intermedia entre los ensayos se muestran en la Figura 2. El ambiente fue muy favorable, siendo el registro pluviométrico para los cinco meses señalados cercano a la media anual de la localidad. A pesar de la abundancia de lluvias, el número de días nublados y de baja insolación fue muy limitado, lo que posibilitó una adecuada oferta lumínica durante el período crítico para la definición de los rendimientos.

Figura 1: Precipitaciones acumuladas (mm) en períodos decádicos para las localidades de ensayo. Campaña 2006/07.

  

Figura 2: Insolación (en hs y décimas de hora) y temperatura media (ºC) diarias durante los meses de diciembre y enero, en el trancurso de los cuales se ubicó el período crítico para la definición de los rendimientos en todos los materiales. Localidad de Pergamino, (Bs As), campaña 2006/07.

  

b) Resultados de los ensayos

B.1. Rendimientos generales de la red.

Se determinó efecto de sitio (P=0,000) sobre los rendimientos, y efecto de tratamiento para todas las localidades de ensayo (Tabla 4), así como interacción sitio*tratamiento (P=0,001). Esto significa que las localidades difirieron en sus rendimientos medios, que en todas ellas se determinaron diferencias significativas de rendimientos entre los tratamientos, pero que las respuestas observadas fueron estadísticamente diferentes entre localidades.

 

Tabla 4: Rendimiento de los tratamientos evaluados para las diferentes localidades de ensayo. Red de fertilización en Maíz, EEAs Pergamino y General Villegas, campaña 2006/07.

Tratamientos

Arrecifes

SA de Areco

Mercedes

Chivilcoy

La Trinidad

9 de Julio

Gral Villegas

Promedio

Testigo

6921

7979

7400

8726

7083

9598

9913

8231

P

6466

9030

8700

11672

8444

9881

12231

9489

N

9757

10087

7050

11898

10122

9891

12840

10235

PN

10702

11494

6800

11334

11512

11040

11850

10676

Pvoleo N

10734

10979

7650

No evaluado

11125

No evaluado

11934

10484

PNS

11650

11838

8850

12438

11821

12204

11353

11451

PNK

No evaluado

11747

7600

No evaluado

11838

12748

13185

11423

PNKZn

No evaluado

11237

8310

12316

11458

12326

11953

11267

Anova (P=)

0,00

0,00

0,00

0,04

0,00

0,00

0,00

0,00

CV (%)

12,9

5,6

5,6

7,4

8,2

9,4

6,6

5,6

El rendimiento relativo (RR) del testigo respecto del máximo puede indicar la fertilidad natural del sitio. En todos los casos fue sensiblemente inferior al máximo (Tabla 5). De acuerdo con este análisis, el sitio donde el testigo alcanzó su menor RR y como consecuencia demostró menor fertilidad natural fue Arrecifes (RR=0,59). En el otro extremo, la localidad de mayor RR fue Mercedes (RR=0,84). A excepción de las localidades de La Trinidad y 9 de Julio, los máximos rendimientos se alcanzaron cuando se aplicó NPS.

  

Tabla 5: Rendimiento de los tratamientos testigo, y rendimientos máximos en cada localidad como resultado de la fertilización con diferentes nutrientes en Maíz. Red de fertilización en Maíz, EEAs Pergamino y General Villegas, campaña 2006/07.

 

Arrecifes

SA de Areco

Mercedes

Chivilcoy

La Trinidad

9 de Julio

Gral Villegas

Promedio

Rendimiento T0

6921

7979

7400

8726

7083

9598

9913

8231

Rendimiento máximo

11650

11838

8850

12438

11838

12748

13185

11451

Tratamiento de máximo rendimiento

PNS

PNS

PNS

PNS

PNK

PNK

PNSK*

PNS

Rendimiento Relativo T0/ máximo

0,59

0,67

0,84

0,70

0,60

0,75

0,75

0,72

*El T6 en General Villegas combinó el agregado de PNSK.

   

B.2. Respuesta al agregado de PN

Para estudiar la respuesta a estos nutrientes se tomaron los factores en 2 niveles (P0 y P20) y (N0 y N150) analizando su interacción. Considerando toda la red, se determinó efecto significativo de Sitio, P y N. No se determinó interacción P*N ni P*Sitio. En cambio, la respuesta a N sí varió entre sitios (Tabla 6).

Cuando se analizaron las localidades en forma individual, sobre cinco localidades, se determinó efecto significativo de P en dos, efecto de N en cuatro e interacción P*N en otras dos localidades (Tabla 7).

 

Tabla 6: Análisis de varianza (ANOVA) para rendimiento del factorial P*N considerando los datos de toda la red. Valores seguidos de *,** y *** representan efecto significativo del factor evaluado o interacción (p<0,1; 0,05 y 0,01, respectivamente) n.s. indica diferencias no significativas por efecto de tratamiento.

Factor

Efecto de tratamiento
(valores de P)

Sitio

0,00 ***

P

0,00 ***

N

0,00 ***

P*N

0,26 n.s.

P*Sitio

0,70 n.s.

N*Sitio

0,00 ***

CV=

11,7 %

  

 

Tabla 7: Análisis de varianza (ANOVA) para rendimiento del factorial P*N por localidad. Valores seguidos de *,** y *** representan efecto significativo del factor evaluado o interacción (p<0,1; 0,05 y 0,01, respectivamente) n.s. indica diferencias no significativas por efecto de tratamiento.
Red de fertilización en Maíz, EEAs Pergamino y General Villegas, campaña 2006/07.

Factor

Arrecifes

Chivilcoy

La Trinidad

9 de Julio

Gral Villegas

P

0,71 n.s.

0,01 **

0,01 **

0,16 n.s.

0,17 n.s.

N

0,00 ***

0,00 ***

0,00 ***

0,15 n.s.

0,02 **

P*N

0,31 n.s.

0,00 ***

0,25 n.s.

0,37 n.s.

0,00 ***

CV=

13,0

5,2

9,5

7,6

6,4

  

B.3. Efecto de la forma de aplicación de P.

En cinco localidades se comparó la aplicación de P bandeado vs voleo. En ninguno de los sitios se detectaron diferencias significativas por efecto de la forma de localización, a pesar de que se trabajó con suelos de baja disponibilidad de P (Tabla 3). Sin embargo, la localidad de La Trinidad, la única con efecto significativo de P (Tabla 7) en la que se comparó banda vs voleo, fue la que expresó mayor diferenta a favor de la aplicación e banda.

Figura 3: Efecto sobre los rendimientos de la forma de aplicación de P, comparando banda vs voleo. El análisis se realizó por contraste P20 banda vs P20 voleo y la cifra sobre las columnas representa la diferencia entre estos tratamientos. n.s. indica diferencias no significativas por efecto de tratamiento. P0 se presenta sólo al efecto de dimensionar la respuesta a P. Red de fertilización en Maíz, EEAs Pergamino y General Villegas, campaña 2006/07.

  

B.4. Respuesta al agregado de S, K y Zn

El S fue el nutriente que, fuera de PN, permitió alcanzar los mayores incrementos de rendimiento, alcanzando en promedio a 848 kg ha-1. Sólo en Mercedes las diferencias entre PSN y PN fueron significativas. En las localidades de Arrecifes, Chivilcoy, La Trinidad y 9 de Julio la respuesta a S no fue significativa pero sí importante en términos cuantitativos, en torno a los 1000 kg ha-1.

Figura 4: Respuesta a Azufre (S) en las localidades de ensayo, evaluado como contraste entre PN y PNS. La cifra sobre las columnas representa la diferencia de rendimiento entre ambos tratamientos. Valores seguidos de *,** y *** representan efecto significativo del factor evaluado (p<0,1; 0,05 y 0,01, respectivamente) n.s. indica diferencias no significativas por efecto de tratamiento. Red de fertilización en Maíz, EEAs Pergamino y General Villegas, campaña 2006/07.

  

La respuesta a K alcanzó una dimensión muy destacada en La Trinidad, 9 de Julio y General Villegas, siendo significativa en las dos últimas localidades (Figura 5). Estos sitios fueron los de textura más gruesa de toda la red, y podrían representar una incipiente aparición de deficiencias del nutriente. En los tres casos la comparación se realizó entre tratamientos de muy alto rendimiento, por sobre los 10000 kg ha-1. Podría hipotetizarse que, a causa de una alta demanda, aún conteniendo una dotación suficiente de K el suelo no habría sido capaz de abastecer en tiempo y forma al cultivo en ausencia de fertilización.

Figura 5: Respuesta a Potasio (K) en las localidades de ensayo, evaluado como contraste entre PN y PNK. En General Villegas el contraste fue PNS vs PNSK. La cifra sobre las columnas representa la diferencia de rendimiento entre ambos tratamientos. Valores seguidos de *,** y *** representan efecto significativo del factor evaluado (p<0,1; 0,05 y 0,01, respectivamente) n.s. indica diferencias no significativas por efecto de tratamiento. Red de fertilización en Maíz, EEAs Pergamino y General Villegas, campaña 2006/07.

Por último, la respuesta a Zn fue significativa en Chivilcoy y 9 de Julio, y mostró una tendencia positiva en Mercedes, La Trinidad y General Villegas (Figura 6). Esto confirma resultados anteriores obtenidos por nuestro grupo de trabajo (Ferraris et al., 2005), posicionando al Zn como uno de los nutrientes no tradicionales con mayor expectativa de respuesta.

Figura 6: Respuesta a Zinc (Zn) como tratamiento de semilla en las localidades de ensayo, evaluado como contraste entre PN y PNZn. La cifra sobre las columnas representa la diferencia de rendimiento entre ambos tratamientos. Valores seguidos de *,** y *** representan efecto significativo del factor evaluado (p<0,1; 0,05 y 0,01, respectivamente) n.s. indica diferencias no significativas entre tratamientos. Red de fertilización en Maíz, EEAs Pergamino y General Villegas, campaña 2006/07.

 

Conclusiones:

  • Los resultados obtenidos muestran efectos positivos de la fertilización en todas las localidades. Con diferencia entre localidades, se determinaron respuestas a todos los nutrientes evaluados, inclusive aquellos que habitualmente no son incluidos en lo esquemas de fertilización como K o Zn. Esto muestra la importancia de la nutrición como herramienta para obtener altos rendimientos, y la necesidad de reconocer y diferenciar ambientes para su correcto manejo.
     

  • Debe destacarse la ausencia de diferencias entre aplicaciones de P en banda y al voleo. De repetirse estos resultados, se abre un camino muy promisorio para realizar fertilizaciones eficientes pero a la vez muy operativas, especialmente en planteos de reposición de nutrientes que demandan el uso de altas dosis de fertilizante.

  

Bibliografía:

  • Ferraris, G., L. Couretot y J. C. Ponsa. 2005. Evaluación de la aplicación de fósforo, azufre y micronutrientes en maíz. En: Maíz. Resultados de Unidades demostrativas. CERBAN. Áreas de Desarrollo Rural EEA INTA Pergamino y General Villegas. pp 56-63.

  • García, F. 2004. Fertilizers to sustain the production of 100 million tonnes of grain in Argentina Presented at the 6ª Conference "Fertilizantes Cono Sur" organized by British Sulphur Pub. – Punta del Este, Uruguay – 21-23.November 2004.

  • Prystupa P., F. Salvagiotti, G. Ferraris, F. Gutierrez Boem, J. Elisei and L. Couretot. 2004. Efecto de la fertilización con fósforo, azufre y potasio en cultivos de maíz en la pampa ondulada. Informaciones Agronómicas 23:1-4. INPOFOS Cono Sur. Acassuso, Buenos Aires, Argentina.

  

  




  • ENCUESTAS
  • ¿Qué secciones de nuestro sitio consulta con más frecuencia?

    Articulos Cultivos extensivos (Granos, Pasturas)
    Articulos Cultivos intensivos (Horticultura, etc.)
    Articulos de Uso Fertilizantes
    Fertilidad de Suelos
    Otros (Estadísticas, etc.)
  • [Ud. ya vot?]
  • Ver Resultados de la encuesta