¿Conviene Fertilizar el Trigo?

artículos
Ing. Agr. Ricardo Melgar

Es difícil intentar escribir algo trascendente sobre el tema cuando la operatoria comercial se modifica día a día al compás de las nuevas reglas de juego dictadas por el gobierno y el mercado libre del dólar. La prensa actual refleja todas las opiniones, incluso las mas interesadas, y desde estas paginas que duda cabe, siempre hemos promovido el uso de fertilizantes con una base científica. La ciencia y la tecnología disponen de argumentos convincentes que demuestran el rol que tuvieron con su incorporación en el avance del agro de la ultima década. La adopción de los fertilizantes en los principales cultivos acercó los rendimientos de los productores de punta a su potencial genético, permitiendo morigerar la degradación de los suelos por la extracción indiscriminada de nutrientes basada en una agricultura "de minería extractiva". Como siempre lo hemos realizado, también ahora demostraremos con una base técnica y económica, que conviene aplicar fertilizantes en este contexto, nuevamente por el beneficio que resulta para el usuario.

  

El contexto económico

Los aspectos más conflictivos y que están en boca de todos, son las retenciones aumentadas, la rebaja del IVA, el dólar libre y su incidencia directa e indirecta sobre algunos insumos, y las deudas anteriores a la devaluación.

Otros aspectos secundarios, pero no menos importantes son la ausencia del Mercado a Término de Buenos Aires (MAT), fundamentalmente porque en una marco de flotación libre y de gran incertidumbre, la falta de precios de referencia impide decisiones estratégicas, sobre todo de uso de insumos que se pagan hoy en dólares libres, (no hay crédito) y con frutos que se verán de acá a seis meses a un precio incierto. Otro aspecto a tener en cuenta es la feroz puja redistribuitiva que solo se incentivará en el futuro y determinará la real fortaleza de los actores de la cadena agrocomercial. Cualquier sector de servicios o productos vinculados al agro, querrá capturar parte de la renta adicional que generó la devaluación, desde el transportista hasta el contratista, independientemente que su propia estructura de costos tenga distintos componentes transables (bienes) o no transables (servicios).

Este cambio abrupto de las reglas de juego hay que analizarlo además atravesando temporalmente el proceso productivo, es decir analizar su efecto hacia atrás considerando las deudas del sector, "pesificadas" y "cerealizadas", y hacia adelante, considerando el ingreso resultante de la futura comercialización de una cosecha casi récord de 67 millones de toneladas de granos y sobre todo analizando las decisiones a tomar de la próxima siembra. La quiebra del contrato básico, aglutinador de la economía y de toda la sociedad que era el uno a uno, exige restablecer una nueva definición de reglas claras del comercio de agropecuario, incluido los granos y sus subproductos.

  

El costo de producción de trigo

Es indudable que el todos los actores de la cadena agroexportadora se beneficiarán con la devaluación como lo expresó claramente en Dr. Eugenio Cap. Aún cuando en los supuestos de su trabajo imaginaba un dólar de 1,40 y ausencia de retenciones, la situación pre devaluación era claramente peor ya que los precios de productos agropecuarios están en niveles muy bajos históricos, salvo excepciones como el girasol. La soja ha caído a mínimos históricos, el trigo y el maíz se operan con valores en entre los niveles más bajos de los últimos 10 años.

Si hay una dificultad hoy día es elaborar un costo que sea defendible con los argumentos que da el mercado, es decir, si sobre determinada estimación de valor, existe un mercado o siquiera una transacción que lo avale. El mejor ejemplo es quizá el valor histórico que se pagaba por los arrendamientos: entre 10 y 14 quintales de soja. Esa cifra en pesos hoy supera significativamente lo que se pagaba antes en dólares. Sin embargo los operadores, no los especuladores, ya operan y hoy no se consigue tierra para nuevos arrendamientos en la zona núcleo.

Los componentes no transables (labores, cosecha, gastos de comercialización y estructura) demoraran en ajustarse, ya claramente desenganchados del dólar, en parte porque la emisión monetaria está acotada. Aun hay grandes dudas porque si bien la incidencia de la devaluación es directa para los insumo importados, no lo es para otros factores de producción, variando desde el gas oil a los salarios y gastos de estructura.

La incidencia directa de la devaluación sobre los insumos importados es un tema clave para los fertilizantes y otros agroquímicos, aunque no el único. Los servicios de cosecha y otras operaciones irán ajustando paulatinamente sus precios, por el momento solo los repuestos varían directamente con el dólar. El gasoil que muestra un progresivo ajuste e impactará en todo el proceso. Algunos estiman que el precio final en pesos se verá ajustado en un 40 %, pero su incidencia sobre el transporte, las labranzas y los servicios será muy variable.

Los insumos importados, con componentes importados directos, o cuyo precio interno de paridad se rige por el dólar libre representan apenas entre un 10 y un 30 % del costo de producción. Globalización mediante, los costos directos de producción son bastante similares, pero la incidencia de la fertilización es mayor que en Argentina. La tabla de abajo compara el costo de producir trigo entre EEUU y Argentina. Con la dificultad que supone elaborar costos en Argentina, su tomaron algunos valores publicados y se transformaron a US libres sin IVA. Un "farmer" promedio gasta entre US $ 30 y 100 en fertilizantes para trigo, en cambio, en Argentina el rango varía entre US $ 10 y 80 (40 kg de urea a 100 kg/ha de fosfato diamónico y 200 kg de urea). En promedio el monto gastado en fertilizantes representa el 31 % del costo de producción para el norteamericano y algo menos para el local (24 % ) si contabilizáramos solo los costos operativos. En cambio las proporciones son similares si se toma el costo total incluido tierra; en Argentina el gasto en fertilizantes es apenas del 13 %, y 10 % en EEUU.

  

Tabla 1. Costo de producción de trigo para EE.UU. y Argentina 2002-2003

Item 

EE.UU 1

Argentina 2

 Item

 

US $ / ha

 

Costos Operativos

Semilla

15.9

21.0

Semilla (Inc. Curasemilla)

Fertilizantes

45.2

58.4

60 kg Fosfato Diamónico + 150 kg urea

Agroquímicos

18.1

22.5

Herbicidas, Funguicidas e Insecticidas

Aplicación fertilizantes y agroquímicos

16.4

39.9

Labranzas y aplicación

Combustibles y lubricantes

21.1

 

 

Reparaciones

25.6

30.0

Cosecha. Base 45 q/ha

Otros costos variables

1.5

76.5

Comercialización. Base 1,7 $/q. 45 q

Intereses s/ capital operativo

1.8

3.5

2.5 % s/ Insumos y labranzas

Total costos operativos

145.8

251.8

Total costos operativos

Fertilizantes/ Total Operativos

31%

23%

Fertilizantes / Total Operativos

 

Costo de estructura

 

 

Costo de estructura

Salarios y honorarios

45.2

16.8

Gasto Administración3

Depreciación de equipos

124.1

25.6

Gasto Operación de Campo3

Impuestos y seguros

9.6

14.5

Impuestos

Gastos generales estructura

17.4

  

 

Tierra

97.4

143.0

11 q soja a 130 $

Total costos estructura 

293.7

199.9

Total costos estructura

 

Total costos

 

439.5

451.7

Total costos

Fertilizantes / Total Operativos

10%

13%

Fertilizantes/ Total Operativos

 

1. www.ers.usda.gov/Data/CostsAndReturns/data/Forecast/cop_forecast.xls 

2. Costos y Márgenes. Márgenes Agropecuarios Año 17 Nº 201.

3. Campos Agrícolas Norte de Bs. As. Agromercados Año 22 Nº 208.

  

Hay que fertilizar igual !!!

En el caso de los fertilizantes es obvio que la primera intención del productor es de reducir el uso. Una mirada más cuidadosa indicará que las relaciones de precios insumo - producto no son muy diferentes de las históricas. La razón primaria es que ambos, granos como agroquímicos, cotizan en el mercado internacional. Si la función de producción no se modifica no debieran modificarse demasiado la rentabilidad y el retorno derivado del uso del insumo. La tabla de abajo muestra la evolución de esta relación de los principales fertilizantes para trigo Es posible observar para esta campaña, que si bien es alta, está dentro del rango de la década.

  

Figura 1. Precios y relaciones entre el trigo y los principales fertilizantes, a julio de cada año, (Excepto Abril 2002).

La tabla y figura 2 muestran para las relaciones de precios actuales y utilizando una función de producción generada por el modelo CERES, promedio de las localidades de Bragado y Lincoln con los datos climáticos históricos promedio de la serie 1969-2000. Se presume que el fósforo no es limitante. La función de producción es Y = 3510 + 25,5 N- 0,18 N2, y se consideraron precios de urea de 621 $/t y neto de trigo de 153 $/t (descontando 20 % de gastos de comercialización y retención del 20%, Base Futuro Kansas Enero 2003: 105 US $).

 

Tabla 2. Rendimientos y resultados de trigo fertilizado con dosis crecientes de N-urea.

N Rinde Incrementos Ingreso Bruto Costo N Margen Bruto MB Marginal
....... kg/ha .......  .......  $/ha ....... 
0 3,510 26 538 0 538  
10 3,748 22 575 14 561 23
20 3,950 18 606 27 579 17
30 4,116 15 631 41 591 12
40 4,247 11 651 54 597 7
50 4,341 8 666 68 598 1
60 4,401 4 675 81 594 -4
70 4,424 1 679 95 584 -10

La dosis optima económica resulta igual a 53 kg/ha de N, es decir la dosis donde el margen bruto marginal se hace cero. Considerando la variación para el año más húmedo o más seco y la misma relación de precios, el rango de esta dosis oscila entre 51 y 62 kg/ha de N. Niveles que en definitiva no son muy diferentes del usado por la media de los productores.

 

Figura 2. Costos de fertilización, márgenes brutos y margen bruto marginal de trigo con dosis crecientes de N de urea.

  

Las coberturas y precios de referencia para establecer los canjes de grano por fertilizantes

Una de las peores consecuencias del cambio de las reglas de juego fue la desaparición de las herramientas que servían para disminuir el riesgo de las variaciones de precios. El decreto que permitiría a la cámara compensadora de los mercados a término contar con una cuenta corriente en dólares, hasta hoy no se ha concretado. Por eso, se dificulta la creación de los precios de paridad. Afortunadamente el Rofex (Mercado a Termino de Rosario) ha continuado operando con un sistema seguro y efectivo de conversión y liquidación diaria de diferencias en pesos al tipo de cambio comprador del Banco Nación. Las coberturas realizadas son protegidas de la desvalorización cobrando y pagando diferencias por la conversión al tipo de cambio del día, balanceando diariamente así las cuentas.

Los contratos de canje insumo / producto son el ejemplo de transacción para financiar los fertilizantes y otros agroquímicos a cosecha. Históricamente fueron la mejor herramienta para eludir las consecuencias de la inflación a la hora de planificar. Con el avance de la década perdió vigencia y en los últimos años representaban entre un 25 y un 35 % de las ventas de fertilizantes. Con la reducción del IVA, los canjes cerrados tienen por delante un problema adicional, ya que para que la operación fuera neutra se debería entregar grano adicional, creando un problema de negociación agregado a los ya existentes. No sería el caso para los canjes abiertos ya que por definición la cancelación se cierra con la entrega de la cantidad necesaria de grano para pagar el valor de la mercadería en dólares oportunamente entregada.

Las operaciones de canje por disponible no presentarán problemas, ya que los precios son "cantados". Se cree que esta técnica comercial representará el mayor volumen de venta de fertilizantes. Una vez canceladas las deudas de la campaña anterior y ante la decisión de siembra de trigo, los productores contarán con el producido de la cosecha vendida o bien con el grano almacenado.

Con los precios de referencia del Rofex, en función del valor futuro del grano se pueden establecer las cantidades de quintales a entregar a cosecha por un determinado volumen de fertilizantes; operación conocida por un canje fijado. Por ejemplo, para un monto del canje de $20.000, (Aprox. US $ 7.407 a $ 2,7 por US $) y con un precio de trigo Enero Rofex de US $103/t ($ 278), la cantidad en canje a cosecha seria de 71,9 t de trigo. El riesgo de variación de precios se trasladará al proveedor de insumos. El proveedor de insumos vende 72 t futuro Trigo Enero US $ 103. A partir de ese momento cobra o paga diferencias diarias al tipo de cambio de cada día. Si el precio en Enero termina en US $ 100 habrá cobrado Pesos por el equivalente de US $ 3 a un tipo de cambio promedio durante el periodo de la cobertura, ya que las diferencias se fueron acreditando día a día por el tipo de cambio diario. Si el precio termina en US $ 105 habrá pagado Pesos por US $ 2 al tipo de cambio promedio durante la cobertura

  

El protagonismo de los productores y el destino agroalimentario del país

Tanto el proveedor de insumos como los productores y otros integrantes del sistema comercial de granos deben colaborar buscando soluciones consensuadas que permitan disminuir los costos de transacción, distribuyendo las pérdidas ocasionadas por el gobierno a todos los actores. Todos los participantes: contratistas, transportistas, cerealistas, exportadores, molinos y aceiteras, y por supuesto el productor y el vendedor de fertilizantes deberían evitar la búsqueda de rentas extraordinarias derivadas de la devaluación y limitar la puja redistribuitiva ya que lo hará a expensas de otro miembro de la cadena. Por el contrario debería prevalecer la defensa de todo el sector, inclusive colaborando con el Estado. Esta será la forma de articular una cadena donde cada integrante no vea a su cliente / proveedor como un enemigo jurado y de esa forma transformar las ventajas comparativas en competitivas

La coordinación de la cadena de producción de cereales y oleaginosas constituye el punto clave para desarrollar la competitividad estructural del sistema agroalimentario. Los productores de granos tienen la posibilidad de participar mas activamente en la coordinación de la cadena incrementando la escala de producción y los volúmenes ofrecidos, y esto no puede hacerse sin tecnología ni fertilizantes. Aumentar la escala, bajar los costos y aumentar la productividad estructural es el gran convocante que aglutina a los actores de la cadena de agronegocios de commodities y facilita la participación en la coordinación. El proceso de ganar ventajas competitivas en el sector de producción de granos se intensificará en los próximos años a medida que mejoren la calidad de la e institucional y de las organizaciones. 

  

 




  • ENCUESTAS
  • ¿Qué secciones de nuestro sitio consulta con más frecuencia?

    Articulos Cultivos extensivos (Granos, Pasturas)
    Articulos Cultivos intensivos (Horticultura, etc.)
    Articulos de Uso Fertilizantes
    Fertilidad de Suelos
    Otros (Estadísticas, etc.)
  • [Ud. ya vot?]
  • Ver Resultados de la encuesta